AMPORTS firma nuevos contratos para operar en Lázaro Cárdenas

12

En 2003, cuando pocos apostaban por el desarrollo del puerto de Lázaro Cárdenas, la empresa Amports decidió comenzar a brindar sus servicios a la industria automotriz con el movimiento de vehículos y, para 2008, contaba ya con un patio especializado en el que invirtió cinco millones de dólares incluyendo cuatro espuelas de ferrocarril con capacidad para 60 plataformas, además de algunas instalaciones para acondicionamiento de vehículos.

No obstante, en 2016 Amports de México tuvo que abandonar la infraestructura que desarrolló, luego de que la empresa SSA México ganara la licitación para operar la Terminal Especializada de Automóviles (TEA), de la cual formaba parte el patio habilitado por Amports. Sin embargo, con el cambio de administración federal, la firma vuelve a tener contratos con en este puerto.

“Ahora que fue el cambio de administración en México nosotros hicimos una solicitud una vez más para desarrollar otro patio como el que ya teníamos, inversión similar de la que hicimos en 2008 y que se quedó en la terminal que se licitó. Ya firmamos un contrato para maniobras en el puerto, así como otro contrato en un área de patio de nueve hectáreas; de hecho, pedimos un área más grande, pero por el momento es lo que hay disponible. Estamos viendo alternativas, pensando que en uno o dos años podríamos tener una presencia aún mayor en Lázaro (Cárdenas), la cual nunca perdimos, solo que estuvimos trabajando en los últimos tres años a través de terceros”, mencionó Ernesto Ibarra, Director General de Amports de México.

En entrevista con T21, detalló que la empresa nunca abandonó del todo sus operaciones a través del puerto, toda vez que rentaba espacios en otras terminales y áreas del puerto, adicional a contar con un patio fuera del recinto portuario para seguir brindando sus servicios, aunque volver a tener contratos con la Administración Portuaria Integral (API) le permite acceso a espacios y maniobras dentro del puerto para ser más competitivos.

“Se tiene así un compromiso de inversión de 20 millones de pesos inicialmente, pero esto se puede elevar hasta los 100 millones de pesos, en caso de conseguir un patio más grande. Aquí lo más importante es la inversión en vías de ferrocarril, que es en lo que invertimos hace 10 años, para ser más eficientes en las operaciones. Nosotros lo que queremos es competir, no estamos en contra de la competencia, en Estados Unidos hay competencia y debe haberla aquí, confiando en nuestras fortalezas, en la calidad y flexibilidad en los servicios”, mencionó Ernesto Ibarra.

Por su parte, Stephen W. Taylor, Chief Executive Officer de Amports Norteamérica, agregó que la firma tiene interés de seguir invirtiendo en puertos mexicanos y analiza diferentes opciones, aunque el esfuerzo se ha centrado primero en Altamira, donde acaba de reinaugurar su patio para movimiento de vehículos, y en el retorno a Lázaro Cárdenas.

Te recomendamos: Amports reinaugura patio de automóviles en puerto de Altamira

“Altamira es el puerto que más crecimiento está teniendo en Norteamérica ahora mismo de todos los puertos que opera Amports. Creemos que el crecimiento de Altamira va a continuar en la costa este de América; Veracruz está a sus capacidades máximas y Altamira brinda una oportunidad para seguir creciendo en el movimiento de vehículos por puertos mexicanos”, sostuvo en entrevista luego de la reinauguración de dicho patio, donde confirmó el interés que existe en seguir invirtiendo y compitiendo en Lázaro Cárdenas derivado de su crecimiento.

De enero a junio de 2019, el puerto de Altamira ha mostrado un incremento de 19.3% en el movimiento de vehículos con 149 mil 213 unidades, contra 125 mil 022 del mismo lapso de 2018; mientras que Lázaro Cárdenas operó 234 mil 367 vehículos, un aumento de 5.1% en proporción a 222 mil 957 del mismo ciclo del año pasado, según cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En ese sentido, Raúl Antonio Correa Arenas, Director General de API Lázaro Cárdenas, mencionó que el contrato que otorgó esta entidad a Amports en un inicio es por tiempo indefinido y que, posteriormente, se ajustará a 20 años.

“Yo siento que Amports en el puerto de Lázaro Cárdenas nunca ha tenido una problemática, es mi apreciación, siendo yo gerente de ingeniería hace 15 años Amports llegó al puerto e iniciamos sus operaciones, desde aquel entonces yo he sabido que se han ido incrementando y hoy en día, efectivamente, veo que es una empresa con mucho empuje para asentarse en el puerto”, sostuvo el funcionario.

En entrevista con T21, añadió que en el puerto la industria automotriz ha tenido un crecimiento sostenido pese a una desaceleración en el mes pasado (junio) que, desde su perspectiva, es cíclica y no afectará la tendencia al alza en este año y en el corto y mediano plazos, por lo que la competencia en el puerto es fundamental.

“La TEA tiene su contrato, Amports tiene su contrato y esto lo respetamos. Entre las dos empresas, tanto SSA México como Amports, por el número de vehículos que se operan actualmente en Lázaro Cárdenas, es muy significativo. Esto nos coloca en el segundo puerto más importante para esta actividad en México, y de acuerdo con pláticas que hemos tenido con estas empresas, hay una tendencia a que vaya al alza”, añadió Raúl Correa.

Sobre este nuevo contrato con el que Amports reingresa al recinto portuario, el titular de la API acotó que el compromiso de inversión de la empresa deberá contemplar además del acondicionamiento de un predio al que se denomina “la pensión de autos”, los accesos para la entrada y salida de vehículos, así como obras que permitan el flujo ordenado y seguro de los mismos.

Amports Norteamérica, de acuerdo con sus directivos, ha sido líder en el manejo de vehículos en los siete puertos más importantes de Estados Unidos por más de 60 años, donde se han prestado servicios al 90% de las armadoras existentes, creando relaciones de socios de negocio que datan de hace más de 50 años, con marcas como FCA (Chrysler), Ford, Mazda, General Motors, Honda, Nissan, Toyota, KIA, Volkswagen y Navistar, entre otras.

En México, desde la entrada de la empresa en el puerto de Altamira en 1997 como Grupo Centurión, y operando en otras instalaciones portuarias e interiores como Toluca, Salamanca, Mazatlán, Lázaro Cárdenas y Santiago Tianguistenco, Amports Mexico ha logrado relaciones de negocio con clientes como KIA, General Motors, Daimler, Mazda, Navistar y Chrysler, entre otros. En Lázaro Cárdenas ha mantenido relaciones con algunas de estas armadoras y derivado de su último contrato, ya está comenzando a utilizar este nuevo patio.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Don`t copy text!