Por cumplir bodas de oro el mercado sobre ruedas en el estado y el país

0

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA
LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- La venta directa del productor al consumidor fue el objetivo de los mercados sobre ruedas que surgieron a fines de los años sesenta; con ese mismo propósito en Michoacán se creó el Programa de Lucha Contra la Carestía (Tianguis) hoy estos puestos móviles pareciera que ofrecen sus precios más económicos que las tiendas de autoservicio; sin embargo, algunos consumidores dicen que no dan kilos completos y los precios varían muy poco, aprovechan mejor precios el mercado o días de tianguis de las grandes tiendas.

Ir a comprar fruta o verdura en el mercado sobre ruedas puede ser más barato. Esa fue la idea inicial del gobierno que los creó a finales de los años sesenta. Aquel domingo 21 de diciembre de 1969, desde muy temprano productores y cosecheros, procedentes de diversas regiones del país llegaron a vender “a precios realmente bajos sus productos sin intermediarios”.

En estos espacios los campesinos llevaban las frutas, verduras legumbres y otros artículos alimenticios en sus camiones o camionetas para venderlos directamente al consumidor, sin intermediarios en plazas públicas o jardines, un día de la semana, también se les podía reconocer por las mantas o trapos de color rosa con los que cubren sus puestos semifijos.

El primer mercado sobre ruedas se colocó en la calle de Electricistas, junto al tradicional tianguis de la colonia 20 de noviembre en el Distrito Federal hoy Ciudad de México CDMX. Justo cuando Canadá anunció el incremento del 50 por ciento de sus impuestos a la industria textil mexicana, “miles de amas de casa y jefes del hogar acudieron desde muy temprano a este nuevo mercado y de esta manera los productores “dejarían de ser explotados por comisionistas, bodegueros y acaparadores”, aseguraron las autoridades cuando crearon este programa de abasto popular.}

De acuerdo con información recopilada notas publicadas el Compendio Mundial, el 28 del mes de noviembre de 1969, el Presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz anunció la creación del programa “Mercados Sobre Ruedas”, como medida para abaratar el costo de la vida e incrementar el ingreso de los campesinos, así lo anunció el entonces secretario de Industria y Comercio, licenciado Octaviano Campos Salas.

Para fines de 1969 las autoridades federales y locales de los estados anunciaban que darían todas las facilidades para que los campesinos acudieran a vender sus productos directamente a las amas de casa en los mercados sobre ruedas instalados en distintas colonias y plazas de las principales ciudades de los estados del país, se lee en las notas consultadas sobre el tema que, de acuerdo con los estudios realizados en el sexenio de Ordaz, la diferencia entre el precio que recibían los campesinos por su producto y el que pagaban las amas de casa, en ocasiones era hasta diez veces más que su valor original.

Crear este tipo de comercio fue visto por las autoridades federales y estales como “una verdadera revolución” en cuanto a la baja en el costo de la vida, de los artículos alimenticios y al mismo tiempo sería un estímulo para que los campesinos redoblaran sus esfuerzos y mejoraran su productividad, porque las amas de casa pagaban mucho dinero por los productos.

}Los primeros mercados sobre ruedas.
Hace ya casi 50 años se establecieron los primeros mercados sobre ruedas en las plazas y calles de las ciudades. Fue en diciembre de 1969 cuando existían siete rutas por cada día de la semana que estos mercados recorrerían a lo largo de varios lugares en el país, en Michoacán el lunes en la capital y municipios cercanos martes en Apatzingán, Nueva Italia, Miércoles Uruapan, Jueves Huetamo y Arteaga, los viernes en Melchor Ocampo hoy Lázaro Cárdenas.

En la ciudad de México, la primera se estableció los domingos, en la calle Electricistas de la popular colonia 20 de Noviembre, muy cerca del templo de Santa Juanita y del tianguis que también vemos en esta zona las otras rutas fueron las siguientes: los lunes en Cecilio Robelo y Doctor León, Unidad Habitacional Kennedy, en la colonia Jardín Balbuena. Los martes en la Calle 4 y Calzada Ignacio Zaragoza, en la colonia San Juan Pantitlán. Los días miércoles en la calle sin número junto a Taxqueña, en la colonia Educación.

El jueves en las calles 20, 21 y 9 en la colonia Olivar del Conde. El día viernes en Sur 73 y calle Arboleda, cerca del boulevard Río Churubusco, en la colonia Sinatel. Los sábados en la colonia Irrigación, Presa Salinillas y Presa Escalerillas. En la actualidad hay rutas en las 113 alcaldías de la entidad y la capital del país distribuidas en los siete días de la semana, de acuerdo con el Directorio de tianguis y mercados sobre ruedas de la Dirección General Jurídica y de Gobierno, publicado en 2014.

El pago de un lugar en un mercado sobre ruedas o tianguis puede variar según la zona o la cantidad de gente que los visite. Desde hace más de 30 años alrededor del Mercado Hidalgo en esta ciudad y puerto cada viernes se instalan alrededor de más de cien comerciantes que venden frutas, legumbres, carnes, entre otros productos. Gustavo Dolores lleva vendiendo más de diez años en este lugar y nos dice que le cobran 10 pesos por metro cuadrado que ocupa su puesto, él paga 20 pesos por dos metros y también solventa otros servicios como el de la luz ($25), el retiro de basura ($10) y la credencial que le da la asociación que lo representa para ocupar este espacio ($250).

Karla Yadira Hernández vende en el tianguis de los sábados y domingos que se instala en Las Torres y El Gallo a Municipio Libre y por dos metros cuadrados que usa en su puesto le cobran 25 pesos, no paga luz, ni el servicio de limpia, pero la credencial le cuesta más: 350 pesos. Las reglas del juego, cabe señalar que en los años setenta se sentaron las bases para la operación de este tipo de mercados dadas a conocer en el Diario Oficial de la Federación.

El 5 de septiembre de 1978 se publicó el Instructivo de Operación del Sistema Nacional de Mercados Sobre Ruedas, el cual hacía mención a los giros comerciales, las rutas que se debían acordar en cada Delegación, fijación de precios y la coordinación para el cobro de cuotas por el servicio de limpieza, las sanciones, entre otros aspectos.

Este instructivo era aplicable también para algunos municipios el 3 de abril de 1979 se dio a conocer el Acuerdo que Modifica el Similar que Fija las Bases para el Funcionamiento de los Mercados Sobre Ruedas. El 17 de enero de 2002 se difundió el Instructivo de Operación del Sistema Nacional de Mercados Sobre Ruedas. Desde el 2007 el gobierno de la Ciudad de México supervisa la operación, padrón, registro y rutas de estos mercados, en algunos partes como Michoacán y sus municipios son zonas libres de mercados operadas por organismos.

No cumplieron su objetivo
A dos décadas después de su aparición, los mercados sobre ruedas fueron considerados un fracaso al no cumplirse el objetivo del presunto abaratamiento de las mercancías, que las autoridades habían mencionado; el mismo fenómeno sucedió con los llamados Tianguis en el estado, además de que fueron invadidos por la fayuca, generaron problemas viales y de basura, de acuerdo con una nota publicada en diferentes diarios desde el 25 de mayo de 1981 a la fecha.

La información publicada destaca los múltiples contratiempos que significaba su presencia en las calles. “Los ciudadanos deben soportar grandes molestias por el establecimiento de estos centros de venta que en ocasiones dejan las calles sucias, incrementaron el subempleo, el cierre de calles determinado día, los malos olores, gritos. Los comerciantes establecidos se quejaron de su presencia porque los mercados sobre ruedas no pagaban impuestos”.

Hace un mes este diario ha realizado recorridos y constató que no se logró abaratar los precios; pero aumentaron los problemas advertidos a su creación como los embotellamientos provocados por el cierre de las calles, que los comerciantes se extendían a calles cercanas a las que convierten en “estacionamientos” de sus camiones y coches.

Con el paso del tiempo la supervisión y regulación de estos mercados no sólo cambió de manos, al pasar del gobierno federal al gobierno local, sino que también se fue diluyendo el objetivo para el que fueron creados, que era ofrecer productos más baratos que en otros centros de abasto, además de que siguen causando molestias entre la población por el cierre de calles y la venta de otros productos sin control de precios.

En días recientes el reportero de este medio realizó un recorrido por mercados sobre ruedas para conocer la opinión de la gente que compra en estos lugares y señalaron que la fruta y la verdura es más fresca, más barata, además de contar con la atención del vendedor quien en ocasiones les hace un descuento en sus compras; pero no son kilos completos.

Las personas que prefieren las tiendas de auto servicio afirman que no compran en el mercado sobre ruedas o en el tianguis por varias razones, entre ellas por falta de tiempo, pero sobre todo porque, aunque sea más barato, no les dan los kilos completos y también no las dejan escoger los productos, en cambio en las tiendas de auto servicio les dan el peso exacto, pueden pagar con tarjetas de crédito y encuentran abierto al salir de trabajar.

Al comparar los precios de la fruta y la verdura observamos que en los tianguis y mercados sobre ruedas el kilo de jitomate ($16), cebolla ($32), aguacate ($35), manzana ($35) y plátano ($12) es más barato que en las tiendas de auto servicio donde los precios del jitomate ($29.50), cebolla ($39.50), aguacate ($45.50), manzana (49.50) y plátano ($13.80).

El primer mercado sobre ruedas que fue anunciado con bombo y platillo hace casi cinco décadas se fusionó con el tianguis de “La San Juanita”, en la colonia 20 de noviembre. Muchos sobre ruedas también convergen con los tianguis, lugares donde se venden artículos de todo tipo, desde ropa usada, películas piratas, hasta bebidas alcohólicas.

Ahora son administrados por diversas organizaciones que les cobran una cuota por la renta del espacio y una parte de ella es para los funcionarios de la alcaldía donde se encuentren ubicados, existe un presidente de los Tianguistas Unidos de la Costa, organización encargada de coordinar, apoyar y cobrar una cuota a los vendedores del tianguis de “Lázaro Cárdenas”, dijo en entrevista que con el tiempo los vendedores de los mercados sobre ruedas “se convirtieron en tianguistas disfrazados de productores y hace muchos años que el productor como tal o el campesino que traía sus productos casi desapareció ya que otros vendedores aprovecharon estos espacios para comercializar otros productos como ‘fayuca’, ropa usada, etcétera”.
Lucha contra la Carestía a dos años de su mandato el Ingeniero Cuauhtemóc Cárdenas Solorzano gobernador de Michoacán creo este programa en 1982 como un instrumento para impulsar la economía popular y con la finalidad de que los productores del estado ofrecieran sus productos directamente del campo a la población, y de esta manera los consumidores reciban los productos de primera mano, Frescos y de calidad. Además, garantizar una adecuada comercialización y abasto de bienes, para lograr mejores precios para las y los Michoacanos que radican en el Estado, hoy al igual que lo ocurrido en el Mercado Sobre Ruedas, este proyecto se contamino de comerciantes dejando a un lado a los productores del campo que ofrecían sus productos de calidad del campo al consumidor.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.