Muere el árbol de amistad simbólico de Trump y Macron: una ‘esperada’ coincidencia

0

Fue un regalo simbólico de Emmanuel Macron a Donald Trump en el apogeo de su “bromance” el año pasado: un roble plantado ceremoniosamente en el césped de la Casa Blanca por ambos líderes, que a acuerdo a medios franceses, ya no existe.

Macron, en una visita de estado a los Estados Unidos en ese momento, tuiteó que el retoño sería “un recordatorio … de estos lazos que nos unen” y la “tenacidad de la amistad” de las dos naciones. De las pequeñas bellotas, grandes vínculos transatlánticos echarán raíces y crecerán, fue el mensaje.

Ahora, al igual que simbólicamente con las relaciones tensas entre los dos, el roble ha muerto.

Le Monde informó de su desaparición la semana pasada cuando los dos presidentes se reunieron para el 75 aniversario de los desembarques del Día D, diciendo que era una “metáfora de una relación que no es lo que era”.

Desacuerdos
Los presidentes tienen profundos desacuerdos sobre la crisis climática: Trump sacó a los Estados Unidos del acuerdo sobre el clima de París 2015, así como a Irán, sobre el papel de la UE y el comercio, para nombrar los más consecuentes.

El retoño provino de Belleau Wood, al noreste de París, donde se ubicó una batalla feroz pero crucial en la que murieron 1,811 estadounidenses en junio de 1918 durante la primera guerra mundial.

Macron y Trump, empuñando espadas de color dorado, palearon tierra a su alrededor, observadas por las primeras damas Brigitte Macron y Melania Trump y la prensa mundial durante la visita de estado de abril de 2018.

Incluso en ese momento, los auspicios no eran buenos: las bromas se difundieron rápidamente en las redes sociales que Macron estaba rastreando a Trump sobre sus políticas ambientales.

En cuarentena
Resulta que, una vez que las cámaras salieron, el árbol fue arrancado y puesto en cuarentena para evitar la propagación de enfermedades no nativas e insectos invasores.

Gérard Araud, el entonces embajador de Francia en los Estados Unidos, explicó que la cuarentena era “obligatoria para cualquier organismo vivo importado a Estados Unidos” y dijo que el árbol se replantaría más tarde. Las imágenes mostraron solo un pedazo de hierba amarilla en el lugar en el jardín sur de la Casa Blanca donde se había plantado el árbol.

En noviembre del año pasado, las relaciones entre los dos presidentes se habían agriado, con Trump twitteando su disgusto por los comentarios de Macron sobre el nacionalismo y la necesidad de que Europa desarrolle su propia fuerza de defensa independiente de los Estados Unidos.

Ahora parece que el roble no sobrevivió su tiempo en cuarentena. Su muerte fue confirmada por una fuente diplomática a la Agencia France-Presse. Al igual que el amor de Macron-Trump, ya no existe.

Fuente: https://www.forbes.com.mx

Leave A Reply

Your email address will not be published.