Poder adquisitivo de obreros de la industria y construcción ha caído 80% en 30 años, revela el FPR

0

POR Baltazar SÁNCHEZ HUERTA

LÁZARO CÁRDENAS, MICH.- En 30 años, los trabajadores de la industria y la construcción en este puerto han perdido el 80% de su poder adquisitivo reflejado en el salario mínimo, lo que significa que en 1990 el salario de los obreros alcanzaba para comer y un poco más, ahora dicho ingreso resulta insuficiente para satisfacer las necesidades elementales de la familia y población; sobre todo a la hora de adquirir productos de la Canasta Alimenticia Recomendable (CAR).

Miguel Marcial Santos, Presidente Regional del Frente Popular Revolucionario y activista de la Unión de Trabajadores Eventuales Industriales, expone que en 1997 las empresas Kepleer, Bufete Industrial, al interior de las empresas, Grupo Villacero, hoy ArcelorMittal, se requería laborar 4.9 horas para obtener esta canasta alimenticia, mientras que con la llegada del Director General Víctor Manuel Cairo, de la empresa trasnacional y de nuevas empresas de tercería a este puerto a partir del mes de octubre del 2018 como Lomcci, WP, e incluso y otras que dan mantenimiento, hoy es necesario de 24.5 horas de jornal, antes le restaban al trabajador 19 horas para cualquier actividad.
De octubre de 2018 el tiempo necesario para comprar la canasta ha sobrepasado un día completo”, el crecimiento del precio de la CAR, conformada por 40 alimentos para una familia de cuatro personas: dos adultos, un joven y un niño, se dan de manera muy rápida. En contraste los aumentos hechos al salario mínimo han nacido prácticamente muertos que no incluye otros gastos como renta, vestido, calzado o educación para los hijos costaba 218.06 pesos y tan sólo en un año se incrementó a 245.34 pesos.
Qué tipo de bienestar se puede garantizar con estos ingresos, considerando que se requieren 245 pesos diarios sólo para la alimentación. En noviembre pasado, el Gobierno mexicano decidió subir el salario mínimo de 80 pesos (4,2 dólares) a poco más de 88 pesos (4,6 dólares). Entonces, el presidente Enrique Peña Nieto aseguró que no se trataba de un “ajuste menor”. Sin embargo, Miguel Marcial, argumenta que, desde hace 30 años, las alzas del salario mínimo mexicano han sido insuficientes para aumentar el poder de compra de los trabajadores. En las últimas tres décadas la pérdida acumulada del poder adquisitivo de un trabajador en México es del 80,8%, pese al reciente incremento salarial en el 2019, de 16 pesos el poder adquisitivo no se ha recuperado la canasta alimenticia recomendable.

Leave A Reply

Your email address will not be published.