Frenan huelgas en ayuntamiento y Capalac con alto impacto en finanzas y la legalidad

Lázaro Cárdenas, MIch., abril 1 de 2019.- El gobierno municipal ofreció y los trabajadores lo aceptaron, un incremento salariar del 5 por ciento directo al tabulador y un promedio de 1.5 por ciento más en prestaciones a los mas de 560 trabajadores sindicalizados, con lo que se violenta lo establecido en la ley de discip0lina financiera para estados y municipios, que establece que no pueden comprometer recursos mas allá de lo presupuestado

Algo similar ha ocurrido con la negociación de los trabajadores del Capalac, que, si bien recibieron un aumento de 14 presos a sus salarios, tuvieron el compromiso del organismo de absorber el impuesto sobre la Renta (ISR), que promedia una carga financiera adicional al organismo del orden del 20 por ciento, por lo que en número reales el aumento alcanzaría un 23 por ciento.

En el caso de los trabajadores municipales, la alcaldesa había señalado en la víspera que se les otorgaba un aumento del 3 por ciento, que era lo que podía ofrecer una vez revisadas las finanzas municipales, que, al no ser aceptado por los trabajadores, obligó a que la alcaldesa revirara con una nueva oferta; 4 por ciento que también fue desechada.

Fue durante la mañana de este lunes que de nueva cuenta continuaran las negociaciones y de nueva cuenta el gobierno municipal que encabeza la morenista Itzé Camacho, ofreció un punto porcentual para alcanzar un ofrecimiento total del 5 por ciento que finalmente fue aceptado, además de los incrementos a las prestaciones económicas y administrativas con costo económico que alcanzaría en conjunto casi un dos por ciento adicional, por lo que el aumento total ronda en el 7 por ciento.

Una medida que podría adoptar el ayuntamiento, en no conceder aumento alguno al resto de los trabajadores para que sea suficiente el monto presupuestado sólo para los trabajadores sindicalziados
Con ello, el gobierno municipal violentó lo establecido en la ley de disciplina financiera para entidades federativas y municipios que establece que “Sólo podrán comprometer recursos con cargo al presupuesto autorizado, contando previamente con la suficiencia presupuestaria, identificando la fuente de ingresos.

En el caso del Capalac, cuyas negociaciones terminaron el domingo por la tarde, los poco mas de 230 trabajadores sindicalizados aceptaron un aumento de 14 pesos a su salario, que impactará las prestaciones sociales y sindicales a que tienen derecho, pero lograron también que el CApalac les regrese el importe del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que, en promedio, dependiendo d ellos niveles salariales es un 20 por ciento de la percepción del trabajador.

Con ello, el Capalac se responsabiliza de pagar el impuesto del trabajador. Cabe destacar que en el gobierno municipal se enfrenta una crisis por esta misma razón, toda vez que no ha ingresado al Sistema de Administración Tributaria (SAT) unos 60 millones de pesos de impuestos retenidos a los trabajadores, pero no ingresados durante las dos ultimas administraciones y parte de ésta.

Don`t copy text!