Mueller da carpetazo a trama rusa, pero evita eximir a Trump

El fiscal especial de Estados Unidos, Robert Mueller, dijo el miércoles que su investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016 nunca hubiese podido finalizar con cargos contra el presidente Donald Trump, y que no entregaría más información sobre el caso que la que está en su reporte escrito.

En sus primeros comentarios públicos desde que comenzó la investigación en mayo de 2017, también se refirió a si hubo intentos de obstruir su investigación.

Después de la investigación, si hubiésemos tenido certeza en que el presidente claramente no cometió un delito, lo habríamos dicho. Sin embargo, no llegamos a determinar si el presidente cometió un delito”, dijo.

Según Mueller, la política del Departamento de Justicia le impide presentar cargos contra un presidente en ejercicio.

Acusar al presidente por un delito no era (…) una opción que pudiéramos considerar”, dijo Mueller a periodistas al anunciar su renuncia.

Llegamos a la conclusión de que de ninguna manera podríamos a dictaminar si el presidente cometió un delito”, añadió.

Mueller dijo que su informe de 448 páginas hablaba por sí solo.

Más allá de lo que digo hoy acá y lo que está en nuestro trabajo escrito, no creo que sea apropiado que siga hablando”, dijo Mueller en una breve aparición ante periodistas en la sede del Departamento de Justicia.

Una versión editada del informe de Mueller se publicó en abril, la que concluye que la campaña del presidente Donald Trump no participó en una conspiración criminal con Moscú para llegar a la Casa Blanca.

Mueller no quiso emitir un juicio sobre si Trump obstruyó la justicia, pero el informe describió 10 casos en los que el presidente intentó impedir la investigación.

Trump ha insistido en que la investigación de dos años lo exoneró, tras haberla denunciado repetidamente como una ‘caza de brujas’.

A su vez, Mueller anunció que renunciará al Departamento de Justicia para que pueda “volver a la vida pública” y que ha decidido “voluntariamente” no testificar ante el Congreso sobre las pesquisas.

He decidido voluntariamente no testificar ante el Congreso porque no tengo nada que decir más allá de lo que está (escrito) en mi informe”, indicó Mueller

La investigación de Mueller determinó que no hubo un esfuerzo coordinado entre Rusia y la campaña de Trump para tergiversar las elecciones, pero el informe reveló que Trump intentó tomar el control de la pesquisa y forzar la expulsión de Mueller para impedir que investigara una posible obstrucción de la justicia por parte del presidente, que es republicano.

El secretario de Justicia ha declarado que quedó sorprendido por el hecho de que Mueller no llegó a una conclusión concreta, y decidió, junto con el subsecretario Rod Rosenstein, que no había evidencias para fundamentar un proceso por obstrucción de justicia.

Mueller, por su parte, se quejó en privado con Barr de que el resumen de cuatro páginas que el secretario envió al Congreso no reflejó adecuadamente las conclusiones de la investigación.

El secretario de Justicia se encuentra actualmente en un viaje de trabajo en Alaska.

Fuente: https://www.excelsior.com.mx

Don`t copy text!