Tecnológicas instan a la UE a no responsabilizarlas por el contenido ilegal

De acuerdo con el diario Financial Times, las grandes empresas tecnológicas han instado a la UE a no responsabilizarlas legalmente de todo el contenido de sus plataformas, pero aceptaron que sus esfuerzos para eliminar actividades ilegales y dañinas podrían requerir la supervisión de un nuevo organismo de control a nivel de bloque.

Los cabilderos que representan a Google, Facebook y Twitter han escrito a la Comisión Europea mientras elabora una Ley de Servicios Digitales para establecer reglas para el sector tecnológico.

Ha habido una presión creciente para que los ejecutivos de Silicon Valley se hagan responsables personalmente del material ilegal en sus plataformas y para que los grupos tecnológicos enfrenten un mayor escrutinio sobre cómo vigilan el contenido.

Hasta ahora, la UE ha permitido que las plataformas se regulen a sí mismas para el material ilegal en todo, excepto el contenido terrorista, y no sean legalmente responsables por el contenido ilegal, como el discurso de odio o los videos de abuso sexual infantil, del que no están al tanto.

La carta, de Edima, argumentaba que tanto la autorregulación como la responsabilidad limitada deberían continuar, pero que “un nuevo enfoque podría requerir algún tipo de supervisión para garantizar que sea efectivo”.

Los cabilderos advirtieron que hacer que las compañías sean responsables de todo el contenido en sus plataformas conduciría a castigos para las compañías que intentaron, de manera proactiva, descubrir material ilegal.

Dichas reglas crearían “un incentivo perverso por el cual se desalienta a las compañías a tomar medidas antes de ser informadas de la existencia de contenido ilegal, por temor a incurrir en responsabilidad adicional”, dijo Siada El Ramly, director general de Edima.

Thierry Breton, el comisionado europeo encargado de supervisar la economía digital, ya ha dicho que la UE no buscará eliminar o diluir la responsabilidad limitada de las empresas tecnológicas. “No lo tocaremos”, dijo, en sus audiencias de confirmación ante el Parlamento de la UE.

Pero altos funcionarios han advertido en privado desde entonces que el DSA todavía se está debatiendo, que es demasiado pronto para descartar cualquier resultado y que el proceso está destinado a ser “desordenado”. En octubre, un funcionario de la UE llamó al DSA ” una excavadora que tomará cinco años” para ponerse de acuerdo .

En 2013, Bruselas buscó introducir nuevas reglas sobre cómo las plataformas deberían procesar las quejas de los usuarios sobre material ilegal, pero abandonó los planes después de un desacuerdo interno y presión política. Dos años más tarde, lanzó una consulta sobre responsabilidades limitadas para plataformas, pero eso no condujo a un cambio en la ley.

En septiembre, Werner Stengg, ex jefe de la unidad de comercio electrónico y plataformas de la Comisión Europea, dijo que los funcionarios y las empresas aún no estaban claros acerca de las reglas diseñadas para asegurar la eliminación del contenido ilegal en línea.

“El contenido ilegal no se aborda suficientemente. Nadie sabe qué se aloja en las plataformas en línea, qué contenido no se elimina; no sabemos la magnitud del problema ”, dijo.