Cae exportación de autos en México por primera vez en 10 años

Gracias a las cifras publicadas por la INEGI, la industria mexicana reportó su primera caída en una década, además de también ver reducida la cantidad de autos producidos, esto en gran parte a la inestabilidad económica de los últimos meses.

La producción cayó un 4.1 por ciento y cerró el año con 3,750,841 unidades, esto de acuerdo a datos del INEGI. Esta fue la segunda caída anual en sucesión y la más grande desde la recesión económica del 2009, donde se vio una pérdida del 28 por ciento.

Las exportaciones vieron también números rojos, en este caso por 3.4 por ciento, con 3,333,586 vehículos registrados, dando como resultado la primera caída anual desde la recesión del 2009.

Tan solo en el mes de diciembre, la producción se redujo en un 12,7 por ciento y la exportación en 16.7 por ciento con apenas 299,227 unidades mandadas a otro país.

 

Casi el 80 por ciento de los autos ensamblados en México son exportados a Estados Unidos, país que también ha disminuido su actividad industrial.

El resto de destinos se dividen entre Canadá, Latinoamérica, Europa, Asia y África en última posición.

Segun los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, las 12 empresas con fábricas instaladas en México produjeron el volumen más bajo registrado desde el 2016. teniendo dos años continuos de reducción.

“Es evidente que lo observamos, tanto la caída de producción como de exportación, es un resultado de lo que sucede a nivel mundial. México tiene la capacidad de fabricar poco más de 4.5 millones de autos al año, pero no se trata de capacidades de planta, sino de la absorción del mercado,” comentó Eduardo Solís, presidente de la AMIA (Asociación Mexicana de la Industria Automotriz).

Gracias a la incertidumbre, la proyección de fabricar 5 millones de autos para el 2020 se ve distante y difícil. Por el momento algunos expertos calculan que este año seguirá con caídas en la producción y exportación.

Para 2020 se prospectan 3.5 millones de autos fabricados, de los cuales el 80 por ciento será destinado a la exportación, representando una pérdida del 6 por ciento en comparación al 2019.