Comité de Vigilancia Bejuco en Movimiento emprende recorridos para inhibir a cazadores furtivos

*Buscan la protección de venados, coyotes y jabalines en rancherías de la región Costa-Sierra.

 

Lázaro Cárdenas, Michoacán; 02 marzo, 2020.- Por recomendación de la autoridades de ambientales integrantes del Comité de Vigilancia Ambiental y Participativo “Bejuco en Movimiento”, realizaron este fin de semana el segundo recorridos por rancherías de la costa  a fin de inhibir la cacería furtiva que esta acabando con las especies nativas de la región Costa – Sierra, acciones que se realizaran de manera permanente a favor de la conservación de la fauna local.

 

Rafael Lemus Medina, presidente del Comité de Vigilancia Participativo Bejuco en Movimiento, dijo en entrevista telefónica, que estas acciones se aplican debido a denuncias de diversas rancherías en las que se han detectado cazadores ilegales que incluso han afectado al ganado local, por ello dijo se busca ahuyentar y concientizar sobre esta acción considerada como ilegal.

 

En esta ocasión fueron 9 integrantes del citado comité que realizaron un recorrido nocturno por rancherías de El Habillal; en El Chupadero, en Solera de Agua; por arroyo “El Cayaco” y en el rancho de La Primavera considerado como una reserva forestal, sitios donde se han reportado actividad de cazadores furtivos.

 

Con estas acciones se busca la protección de especies nativas de la región como: venados, jabalines, coyotes, principalmente, además que, a decir de este comité, les han reportado la presencia de felinos conocidos localmente como “leones”, además de las especies comunes de la costa como osos hormigueros, armadillos, tejones, entre otros.

 

”No se trata de hacer cacería, la intención es inhibir que los animales en peligro de extinción que pueden ser cazados por depredadores humanos, no se acerquen a las rancherías o la carretera costera, y que los propios cazadores sientan la presencia de humanos y así mismo vean que se hacen recorridos, que hay precedencia de nuestra vigilancia y con ello se retracten a la cacería furtiva”, señala.

 

El también presidente del campamento tortuguero de Solera de Agua, dijo que en días pasados recibieron reportes de una ranchería, en la que mataron un becerro por equivocación, ello según señalan por cazadores que van en búsqueda de venados o jabalines, por ello es que se motivaron a realizar dichas acciones.

 

“Se trata de inhibir que los animales que corren riesgo de ser casos ser no acerquen a los ranchos y que las personas por necesidad de cazar vean que hay presencia de nuestro comité”, resalto.