Por Covid-19, no hubo misa ni marcha en conmemoración del “Jueves Negro”

Lázaro Cárdenas, Michoacán.- A causa de la pandemia del Covid-19, por vez primera en 14 años, no hubo marcha para recordar a los mineros Héctor Álvarez Gómez y Mario Alberto Castillo, quienes perdieran la vida durante el intento de desalojo de las instalaciones de la Siderúrgica de Lázaro Cárdenas “Las Truchas”, hoy ArcelorMittal, a manos de la policía estatal y federal.

Únicamente, a temprana hora, los delegados estatales del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSSRM), Javier Jaimes Chávez y Rafael Rentería Reyes, a nombre del secretario general y senador Napoleón Gómez Urrutia, montaron una guardia de honor y, posteriormente, colocaron una ofrenda floral.

Hicieron lo propio los integrantes del Comité Ejecutivo Local de la sección 271, así como del Consejo General Local de Vigilancia y Justicia. Del mismo modo se sumaron las dirigencias locales de las secciones 273 y 374.

Posteriormente, a través de las redes sociales, Gómez Urrutia dirigió un mensaje a sus agremiados y familiares de Héctor y Mario, a quienes dijo que “entregaron su vida en favor de la libertad, la justicia y la lucha sindical”.

“Les reitero mi compromiso y el del Comité Ejecutivo Nacional de seguir trabajando para reivindicar su ejemplo y para que se haga justicia”, escribió el también dirigente de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT).

Más tarde, por medio de un comunicado, el sindicato de los United Steelworkers, que opera en Canadá y Estados Unidos, enviaron mensajes de solidaridad hacia las familias de los mineros fallecidos en aquel 20 de abril de 2006.