Quema de pastizales en Buenos Aires, afectan a parcelas vecinas con cuantiosos daños materiales

*Jefatura de tenencia es la mediadora para remediar los daños

Lázaro Cárdenas, Michoacán; 24 mayo, 2020.- Al menos 2 propietarios de parécelas, se han visto afectados por la práctica de renuevo de pastizales a través de incendios, en la tenencia de Buenos Aires, los cuales, por no tomar las precauciones debidas, y de informar a la autoridad competente, se salen de control provocando afectaciones a terceros, según informa Vicente Solano jefe de dicha tenencia.

Dijo que desde que inicio la temporada de estiaje y previniendo la llegada de las lluvias, se han registrado varios incendios de pastizales para su renuevo, practica muy común en el sector campesino y ganadero, sin embargo, muchos no toman las precauciones debidas, como mantener vigiladas dichas quemas, realizar guardarrayas de al menos 2 metros de dinamitero, así como dar aviso a las autoridades competentes.

Por lo anterior, Vicente Solano, dijo que a la tenencia se llegan las quejas y los reportes de estos incendios, que en muchas ocasiones llegan terceras personas a reclamar las afectaciones a sus parcelas, por lo que se tiene que actuar como mediador para llegar acuerdos y realizar el pago o solventar las afectaciones.

Lo anterior se ha registrado en dos incendios, de los cuales llegaron a la jefatura de tenencia de Buenos Aires, donde dos propietarios de distintos eventos, acudieron para reclamar el pago de postes de cercas que fueron dañados por incendios que se salieron de control, de los cuales se logró conciliar con ambas partes para solventar los gatos de las afectaciones.

Por lo anterior hace un llamado a los propietarios de parcelas que llevan a cabo este tipo de prácticas, a que por lo menos tomen las precauciones debidas, informar a la autoridad como protección civil o a propia jefatura de tenencia, vigilar que n o se propague a parcelas vecinas ya que en muchas ocasiones sale más cotoso pagar los daños que las ganancias de lo que se pretende cosechar.