Por qué los chiles picosos pueden aliviar la inflamación

El chile es un alimento con múltiples beneficios para la salud, uno de ellos, es que contiene una sustancia que puede ayudarte a aliviar la inflamación intestinal. Si quieres conocer qué pasa si comes chiles picantes, en Menú te lo diremos.

Los chiles picosos son muy especiales porque además de darle sabor a tus platillos podrías obtener un remedio natural para tratar la inflamación intestinal. Esto es posible gracias a una sustancia llamada capsaicina, la cual le aporta el picor a este alimento y provoca la sensación de ardor o calor en la boca.

De acuerdo con un estudio publicado por la Universidad de Minas Gerais en Brasil, la capsaicina es una sustancia que tiene funciones antiinflamatorias, anticancerígenas, antioxidantes y capaces de disminuir la grasa corporal.

El estudio de la Universidad de Minas Gerais encontró que la capsaicina podría ser un tratamiento natural para reducir la inflamacion intestinal, estos efectos beneficiosos se demostraron a través de algunas pruebas en animales, con lo cual concluyeron que la sustancia presente en los chiles es un potencial analgésico y antiinflamatorio.

Asimismo, el estudio anterior señala que la capsaicina es absorbida por el intestino en casi un 90 por ciento, es decir, que los alimentos picantes son absorbidos por el organismo de manera rápida, acelerando el metabolismo y atribuyendo sus propiedades a la salud del intestino.

Por otro lado, un estudio publicado por la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos señala que la capsaicina que contienen los chiles tiene un papel fundamental para el buen mantenimiento del intestino, ya que la ingesta continua de este alimento podría generar protección en las paredes intestinales y de esta forma evitar enfermedades inflamatorias.

De acuerdo con la información de la Academia Nacional de Ciencias, dicha protección es generada por que la capsaicina provoca que el sistema nervioso se conecte al sistema inmune tolerante del intestino. Con ello se llegó a la conclusión de que los chiles pueden ser un tratamiento natural por excelencia para tratar enfermedes como la colitis o la enfermedad de Crohn.

Aunque se ha explorado poco el uso de la capsaicina como tratamiento, es necesario considerar que el consumo de chiles picosos debe medirse puesto a que un articulo publicado en la revista médica Galenus, declara que si la sustancia presente en los chiles es ingerida en grandes cantidades puede tener un alto nivel de toxicidad.

Hay que precisar que en el estudio se usaron chiles naturales y no en grandes cantidades. Así que las salsas procesadas, que se pueden encontrar embotelladas en el supermercado, no son parte de esta alternativa.

Además es importante mencionar que antes de comer frecuentemente este alimento, debes consultara un experto si padeces alguna enfermedad intestinal o úlceras gástricas.

Fuente El Universal