Cómo prevenir la contaminación cruzada de los alimentos

Según la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido, la contaminación cruzada sucede cuando las bacterias u otros microorganismos dañinos se transfieren a los alimentos, objetos y/o superficies. Esto ocurre si los productos no se manejan de manera correcta y puede provocar enfermedades de transmisión alimentaria.

Tan solo en el continente americano, las enfermedades de transmisión alimentaria afectan a 77 millones de personas y provocan la muerte de más de 9 mil cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En esta región del mundo, las enfermedades diarreicas causadas por el norovirus, el campylobacter, la salmonella y el E. coli son las más frecuentes. Así que, si deseas prevenir estos padecimientos, a continuación te damos algunos tips para mantener tus alimentos libres de patógenos.

Compras
El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria recomienda separar la carne, el pollo y los mariscos crudos de otros alimentos mientras haces tus compras. Coloca estos productos en bolsas de tela o plástico para que sus jugos no goteen sobre el resto de la comida.

Almacenamiento
De acuerdo con el Consejo de Información sobre Seguridad Alimentaria de Australia, la manera en que almacenas tus alimentos dentro del refrigerador también influye en el riesgo de contaminación cruzada.

No pongas los alimentos crudos en contacto directo con las comidas ya preparadas. Tampoco coloques la carne cruda sobre los alimentos listos para comer, ya que sus jugos podrían gotear y contaminarlos.

Se sugiere que guardes los alimentos crudos en recipientes rígidos a prueba de fugas y en la parte inferior del refrigerador para evitar el goteo. Además, los productos ya cocinados también deben cubrirse.

En el caso particular de los huevos, se aconseja que los guardes en su cartón original y los refrigeres tan pronto como sea posible.

Preparación
La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido señala que la carne cruda no se debe lavar, debido a que esto esparcirá las bacterias a otras superficies de tu cocina. Además, tienes que utilizar recipientes y utensilios diferentes para los alimentos crudos y los cocidos.

Si necesitas picar alimentos, es recomendable que tengas dos tablas para cortar: una para los alimentos crudos y otra para los alimentos cocinados. El Consejo de Información sobre Seguridad Alimentaria de Australia indica que es mejor utilizar tablas de plástico o vidrio para las carnes crudas, ya que el material poroso de la madera dificulta su limpieza.

Una vez que termines de utilizar la tabla para cortar, tendrás que lavarla con agua caliente y jabón, además de permitir que se seque totalmente antes de usarla otra vez. Si ya tiene surcos difíciles de limpiar, es momento de reemplazarla.

Limpieza
Además de su importancia para contener la pandemia actual de Covid-19, lavarse las manos también protegerá tus alimentos de la contaminación cruzada. La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido sugiere que laves tus manos después de tocar productos crudos y antes de manipular alimentos listos para comer.

Por su parte, Food Safety aconseja que laves los platos, utensilios, recipientes, tablas y encimeras con agua caliente jabonosa, así como enjuagar las frutas o verduras que vayas a usar en tus platillos.

Recuerda refrigerar o congelar las sobras de tus comidas en las próximas dos horas después de su preparación. Usa recipientes limpios y cerrados para evitar que las bacterias se multipliquen.

De este modo, evitarás la contaminación cruzada en cada parte del proceso y mantendrás tus alimentos seguros en todo momento.

Fuente El Universal