Michoacán no está preparado ante desastres: falta personal, planes de emergencia, fondos…

Morelia, Michoacán. A pesar del alto nivel de riesgo por desastres naturales a los que se enfrenta esta entidad, Michoacán se mantiene por debajo de la media nacional en cuanto a capacidad de respuesta a las emergencias. Personal capacitado en rescate reducido, falta de planes de emergencia y sobre todo, la inexistencia de un fondo para atender a la población, agravan la situación del estado.

En la antesala del Día Nacional de Protección Civil, las cifras de alerta fueron publicadas por el Instituto Nacional de Geografía y estadística (INEGI) en cuanto a los estados con mayor índice de peligro por desastres naturales.

Actualmente, Michoacán cuenta con 2.5 trabajadores de protección civil o rescatistas por cada 100 mil habitantes. Con el estado de fuerza anterior, Michoacán tiene que hacer frente a fenómenos como sismos, inundaciones, tormentas, granizadas, sequías, accidentes automovilísticos y de todo tipo en donde intervienen tanto la mano del hombre como la propia naturaleza.

A nivel nacional la situación no es mejor. México como nación también cuenta con una escasa capacidad de atención a los desastres naturales. La media es de 3 elementos por cada 100 mil habitantes.

El estado con una mejor capacidad de respuesta a los desastres naturales es Guerrero, el cual cuenta con 16 elementos por cada 100 mil habitantes. Incluso, en lo que refiere a los estados en la costa del Pacífico mexicano como receptora de huracanes, tormentas tropicales y eventos sísmicos, Michoacán es el que tiene la menor capacidad de respuesta en cuenta a elementos disponibles.

El Inegi advirtió que Michoacán no cuenta con un Plan o programa de Protección Civil u homólogo que le permita actuar en condiciones de desastres como los que se han vivido prácticamente cada año en todas las regiones, principalmente por las inundaciones.

Tampoco cuenta con un plan de emergencia o de contingencia u homólogo como factor de respuesta, asimismo se carece de planes o programas especiales para atender periodos de alta afluencia turística como la Semana Santa y la temporada de sequías como uno de los fenómenos que llega a cubrir hasta 90 por ciento del territorio estatal durante las temporadas de estiaje.

Otro dato preocupante es que Michoacán no cuenta con un fondo propio para atender desastres naturales, por lo que al igual que en otros rubros, depende de lo que le envíen de la federación.

Desde principios de la administración estatal actual, Jorge Romero Alvarado, titular de la Coordinación de Protección Civil en el estado, puso sobre la mesa para que la dependencia bajo su cargo pase de recibir menos de 20 millones pesos, a poco más de 60 millones de pesos.

Especialistas han advertido que las atribuciones y obligaciones que se han cargado a estado y municipios en cuanto a la protección civil no han sido acompañadas de gestión de recursos por parte del poder Ejecutivo y de los legisladores locales.

Lo anterior se ha visto reflejado en que la mayoría de las demarcaciones adolecen de conformar sus propios Comités municipales de Protección Civil, contar con equipos para atender desastres naturales, personal calificado y mucho menos documentos como los atlas de riesgo y reglamentos de construcción.

Fuente: La Voz de Michoacán

 

Don`t copy text!