Piden constructores de Michoacán agilizar la licitación de obra pública

Morelia, Michoacán. La delegación michoacana de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) urgió a los tres niveles de gobierno a agilizar los procesos de licitación y adjudicación de obra pública, como motor de recuperación económica de cara al último trimestre del año.

La crisis financiera que se arrastra desde la pandemia de COVID-19, ahora agravada por el tema de la inflación, ha trastocado y reducido notablemente la inversión en el sector, por lo que la CMIC ve necesario que se aceleren estos trámites para que las constructoras de la entidad puedan reactivarse económicamente antes de que inicie el 2023.

Antonio Tinoco Zamudio, presidente en Michoacán de la cámara, manifestó que esto no sólo es en beneficio del rubro de la construcción como tal, sino activa a todas las cadenas productivas y de proveedurías, “considerando que este sector dinamiza 66 de las 72 ramas de la economía”.

El representante empresarial destacó que la inflación ya alcanzó el 8.70 por ciento a nivel nacional, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), por lo que es evidente la necesidad de encontrar rutas de activación económica y generación de empleos, las cuales, valoró, pueden llegar a través de la obra pública.

Por ello, comentó que “nosotros los constructores vemos con muy buen ánimo que en la Federación exista la propuesta, en el Paquete Económico 2023, de un incremento de hasta un 22 por ciento (en recurso para obra pública”. De ahí que insistió en un exhorto al Congreso de la Unión para que así lo aprueben.

Menos inversión con la 4T

Y es que el tema de inversión para obra pública, si bien se vino abajo con la contingencia sanitaria, es una problemática que comenzó incluso un año antes, en 2019. Tras el relevo en el Gobierno de la República, la nueva administración federal consideró prudente recortar buena parte del gasto de este tipo para reorientarlo en lo que eran sus “proyectos prioritarios”, particularmente el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y la entrega de apoyos en efectivo a sectores vulnerables.

Además de ello, desapareció también la dependencia encargada de la infraestructura en educación, redujo el monto destinado para tales acciones y lo dispersa ahora directamente a las comunidades educativas bajo la advertencia de que, justamente, no pueden apoyarse en contratistas o constructoras.

Reconocen labor de Bedolla

Si bien no mencionó este contexto, Antonio Tinoco reconoció la labor del gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, en términos de inyectar este año mil millones de pesos al Fondo de Aportaciones Estatales para la Infraestructura de los Servicios Públicos Municipales (Faeispum), que finalmente se traduce en obras locales que las constructoras llevan a cabo para la prestación de servicios en las demarcaciones.

Refirió también que el mandatario ya anunció un incremento del 20 por ciento en el Faeispum para el próximo año, “lo cual reactivará a los municipios, es un programa muy noble de infraestructura buscando el desarrollo sustentable”.

Autopista Siglo XXI

En este orden de ideas, agregó el presidente estatal de la CMIC que urge también la ampliación de la Autopista Siglo XXI hasta el puerto de Lázaro Cárdenas, a la luz de los accidentes recientes que han costado varias vidas humanas; “no es posible tener un puerto de primera con una carretera de tercera”, fustigó.

“Para que haya un verdadero desarrollo se requiere de una red carretera adecuada y moderna, acorde a las expectativas del crecimiento el puerto y del propio estado”, dijo, no sin dejar de mencionar que los constructores se encuentran listos para abordar tal tarea.

Admitió que en términos generales ha avanzado la reconstrucción carretera en Michoacán, derivado del plan del gobierno de ‘regresar los recursos captados por la legalización de automóviles ‘chocolate’ y el canje de placas, “pero todavía hace falta mucho para que se termine de trabajar toda la red”.

Don`t copy text!