Porque le dijo “no hagas esto”, AMLO sugiere que uno de los jesuitas asesinados conocía a “El Chueco”

Morelia, Michoacán. José Noriel Portillo, “El Chueco”, presunto asesino de los dos sacerdotes Jesuitas y un civil en Cerocahui, Chihuahua, era “una gente muy conocida”, aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y sugirió que uno de los religiosos asesinados conocía al agresor, porque según lo llamó por su apodo.

Uno de los sacerdotes asesinados lo conocía, porque le dice ‘no hagas esto o no me hagas esto’, y le llama por su apodo y aun así lo ejecuta, entonces era ahí una gente conocida”.

López Obrador destacó que tras el triple crimen cometido dentro de la parroquia de San Francisco Javier, el 20 de junio de 2022, y posterior desaparición de los cuerpos, en esa localidad de la Sierra Tarahumara, la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano iniciaron la búsqueda.

Reveló que los delincuentes “mandaron decir que si salía el Ejército iban a entrega los cuerpos y dijimos no, y de repente aparecieron por donde ya se había buscado; o sea, cambiaron de parecer, porque la propuesta es ‘ya entregamos los cuerpos y váyanse, y dijimos no”.

El mandatario nacional agregó que aun cuando localizaron los cadáveres, las fuerzas del orden se mantuvieron y ahí seguirán el tiempo que sea para protección de la gente de la sierra; además, recordó que previo al hallazgo del cuerpo sin vida de “El Chueco” en Sinaloa, ya se había detenido a un número importante de integrantes de su grupo.

Espera que este informe de las acciones llevadas a cabo por el gobierno federal lo conozca el Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, “que solo se ha dedicado a acosarnos; ojalá tome en cuenta el trabajo que se hizo por parte de la Guardia Nacional y de la Sedena, y que reconozca que ya no son los tiempos de antes, de que había impunidad, de que sucedían estos hechos lamentables y no se castigaba a los responsables”.

Criticó que todas las organizaciones “supuestamente” no gubernamentales o independientes de la llamada sociedad civil, están en contra de su gobierno, casi todas financiadas por instituciones del extranjero.

Fuente: La Voz de Michoacán