Revanchismo y minar fortaleza de sindicato, tras despido de mineros, acusan obreros

*Arcelor lanza a la calle a obreros de entre 15 y 34 años de servicios

Trabajadores rescindidos en la última semana por la empresa trasnacional ArcelorMittal, denunciaron que tras el despido de casi 60 obreros, de unos 400 que están enlistados, hay revanchismo y la intención de minar la fortaleza del sindicato por parte de la acerera.
En conferencia con medios, los trabajadores que en un inicio señalaron que las causas de su despido “eran poco claras” y de ahí lo injustificado de la medida que dejá sin trabajo en un principio a 60 trabajadores de la sección 271 del sindicato minero, dijeron después que detrás de esta medida encuentras que puede ser una revancha con ellos por haberle arrancado en el 2022, un mejor reparto de utilidades y la intención de quitarle fortaleza al sindicato de obreros.
Argumentaron también que la empresa aduce algunas incapacidades laborales injustificadas durante el periodo de la pandemia pro Covid-19, pero “está mal informada al respecto”.
Agregaron que la inconstitucionalidad e justificación de la medida esta relacionada con el hecho de que la empresa desde los primeros dos mes de año la empresa tuvo esta información, pero las sanciones las aplica en este mes, cuando para resolver cualquier situación de esta naturaleza, cuenta con 30 días.
Los trabajadores que de entrada rechazan el 70 por ciento de la liquidación que ofrece la empresa, como si se tratara de un retiro voluntario, apuntaron confiar plenamente en los “buenos oficios” de su dirigente nacional, el comité local de su sindicato y hasta en la esposa el napoleón Gómez Urrutia, quien es, dijeron” solidaria” con los trabajadores.
Los rescindidos de las tres empresas filiales a ArcelorMittal, largos, planos y minas, advirtieron que “el senador Gómez Urrutia”, su dirigente nacional, no va a permitir que “la empresa haga una más de las suyas y se le ponga precio a la cabeza de los trabajadores”, al señalar que lo único que están dispuestos a recibir, es la reinstalación en sus puestos, donde han laborado entre 15 y 35 años, en promedio.