Pide Coparmex en Michoacán que diputados locales analicen bien reforma sobre la jornada laboral

Morelia, Michoacán. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Michoacán abogó por la paciencia y el análisis detallado en torno a la iniciativa de reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas a la semana, cuya discusión será retomada en el Congreso de la Unión este miércoles 22 de noviembre, si bien se anticipa que no se tomará una definición sobre el tema sino hasta el próximo año.

David Luviano Gómez, presidente de la Coparmex Michoacán, aseguró que un cambio brusco de este tipo impactaría irremediablemente en las unidades económicas, por lo que sería un esquema que se tiene que trabajar por sectores, por regiones y por tamaño de empresas. El líder empresarial señaló que el aumento en el periodo vacacional aprobado para este año ha significado ajustes importantes en varios negocios, y uno que modifique las horas de trabajo e incluso los días de asistencia a la semana tendría mayores repercusiones.

“No es algo que de tajo podríamos utilizar o hacer valer en los diferentes sectores”, abundó el líder empresarial, quien ejemplificó que el sector turístico rápidamente se vería afectado, lo que podría golpear a entidades que dependen de una manera importante de esta actividad, como el caso de Michoacán.

“Hay algunos sectores, como la construcción; el agro, que es de temporal; incluso la industria de la transformación se vería impactada por una medida de este tipo”, valoró David Luviano.

“Los diferentes sectores económicos y productivos del país tienen necesidades muy particulares, y me parece que si vemos estas iniciativas de tajo, como una decisión unilateral, pero además, sin atender las necesidades de cada una de las unidades y rubros productivos, estaríamos cometiendo un grave error que sería muy difícil revertir las consecuencias del mismo”, sentenció el dirigente de la Coparmex en la entidad.

Abogó el empresario por una reforma que, en caso de aprobarse, se establezca de manera paulatina “conforme los diferentes sectores y tipos de empresa nos vayan permitiendo hacer”.

Sin embargo, David Luviano insistió en que desde la Coparmex están conscientes que se tienen que ir creando para que todos los trabajadores tengan el tiempo suficiente para su vida personal, familiar y, en lo general, dignificar sus condiciones laborales.

“Eso me parece que es una realidad y es parte del Modelo de Desarrollo Inclusivo de la Coparmex”, dijo, pero reconoció que este tipo de reformas se pega muy duro a las finanzas de las empresas. Por ejemplo, con el tema de las vacaciones, que aumentaron en promedio de cinco a siete días, “se está afectando la liquidez y los presupuestos que ya se tenían por parte de las empresas”.